8 REMEDIOS PARA BAJAR LA PRESION ALTA.

Blog 3046 Visitas

AGUA DE AJO:
El agua de ajo es una excelente forma de regular la presión arterial debido a que estimula la producción de óxido nítrico, que es un gas con fuerte acción vasodilatadora, que facilita la circulación de la sangre y disminuye la presión sobre el corazón. Además de esto, el ajo es un excelente aliado para mantener la salud cardiovascular de cualquier persona, debido que posee increíbles propiedades antioxidantes y protectoras de los vasos sanguíneos que evitan el surgimiento de problemas como la aterosclerosis. Una excelente forma de consumir el ajo es tomando agua aromatizada de ajo o sus cápsulas a lo largo del día.

Ingredientes:
1 diente de ajo crudo, sin cáscara y machacado;
100 ml de agua.
Modo de preparación:

Coloque el diente de ajo en un vaso de agua y déjelo reposar durante 6 a 8 horas (mientras duerme, por ejemplo) y tome esta agua en ayunas a la mañana siguiente, o prepare un litro de agua con ajo y beba a lo largo del día.

JUGO DE LIMÓN
Un buen remedio casero para controlar la presión alta es tomar una limonada mezclada con agua de coco porque este jugo posee propiedades diuréticas que ayudan a regular la presión arterial.

Ingredientes
3 limones;
200 ml de agua de coco.

Modo de preparación
Mezclar muy bien los ingredientes y beber a continuación. Tomar 1 vez al día.

TÉ DE ALPISTE
Un buen remedio casero para la presión alta es comer, preparar agua de alpiste o hacer una infusión, debido a que es una alimento rico en antioxidantes y otros componentes que poseen propiedades vasodilatadoras, ayudando a disminuir la presión arterial.

Ingredientes
1 cda (de sopa) de semillas de alpiste
1 palo de canela;
500 ml de agua.

Modo de preparación
Colocar los ingredientes en una olla y dejar hervir durante 5 minutos. Tape la olla y deje reposar durante 10 minutos aproximadamente, luego puede colarla y beberla a continuación. Tomar de 2 a 3 tazas de este té por día.

JUGO DE ARÁNDANO AZUL
Además de ser una excelente fuente de antioxidantes, combatir enfermedades como el cáncer y evitar el envejecimiento precoz, los arándanos también ayudan a disminuir la presión arterial, especialmente cuando se consumen a diario.
Asimismo, su acción parece notarse más en personas que poseen un alto riesgo cardiovascular, como los obesos o personas con síndrome metabólico, pudiendo ser usado como tratamiento complementario indicado por el médico.

Ingredientes
1 taza de arándanos azules;
½ vaso de agua;
Jugo de ½ limón.

Modo de preparación
Licúe todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Este jugo debe consumirse 1 a 2 veces por día.

TÉ DE FLOR DE JAMAICA
Ingredientes
1 a 2 gramos de flor de jamaica;
1 taza de agua hirviendo.
Modo de preparación

Coloque los cálices de la flor de jamaica en el interior de la taza y deje reposar entre 5 a 10 minutos. Después cuele y beba 1 a 2 veces por día, manteniendo por lo menos 8 horas de intervalo entre una taza y otra.
Aunque todavía no existan estudios que comprueben, es posible que el hibisco sea tóxico por encima de la dosis diaria de 6 gramos. Por lo que se aconseja que no se aumenta la dosis indicada. El té de flor de jamaica puede tener un sabor bastante amargo, por esto en caso sea necesario, puede agregar una pequeña cucharada de estevia o de miel para endulzarlo.

TÉ DE COLA DE CEBOLLA
El té de cola de caballo es un excelente diurético natural que aumenta la producción de orina y la eliminación del exceso de líquidos en el cuerpo. Por lo que es un excelente aliado para disminuir la presión arterial en personas que sufren de retención de líquidos, ya que el exceso de agua en el cuerpo causa más estrés sobre el corazón, empeorando los casos de hipertensión. Sin embargo, este té sólo debe ser utilizado puntualmente cuando es difícil controlar la presión con otros métodos y existe mucha retención de líquidos. Por lo que este té no debe consumirse por más de 1 semana seguida, ya que también provoca la eliminación de minerales importantes a través de la orina.

INGREDIENTES
2 o 3 cucharadas de hojas de cola de cebolla ceca
500 ml de agua hirviendo

MODO DE PREPARACIÓN
Coloque las hojas de cola de caballo en el agua hirviendo y deje reposar durante 5 a 10 minutos. Después cuele y beba tibio. Este té puede consumirse 2 a 3 veces por día. 7.

TÉ DE VALERINA
La raíces de valeriana contienen excelentes propiedades calmantes y relajantes que ayudan a mejorar la circulación sanguínea.
Además de esto, por ser muy calmante y actuar directamente en el neurotransmisor GABA, la valeriana puede ser utilizada especialmente en personas que tienen crisis de ansiedad frecuentes, las cuales pueden causar aumento de la presión arterial.

Ingredientes
5 gramos de raíz de valeriana;
1 taza con agua hirviendo.

Modo de preparación
Coloque la raíz de valeriana en la taza con el agua hirviendo, dejándola reposar durante 5 a 10 minutos. Cuele y beba 2 a 3 veces por día. En algunas personas este té puede causar somnolencia durante el día, debiendo en estos casos, ser utilizado sólo antes de dormir.

TÉ DE HOJAS DE OLIVO
Las hojas de olivo son uno de los mejores remedios naturales para la presión alta, debido a que a través de la acción de sus polifenoles consiguen regular la presión arterial y disminuirla, sin causar riesgo de hipotensión, así se hayan consumido en exceso. Además de esto, también causan un ligero efecto calmante y relajante que ayudan a controlar los síntomas en personas que sufren de ansiedad constante.

Ingredientes
2 a 3 cucharadas de hojas de olivo secas; 1/2 taza con agua hirviendo.

Modo de preparación
Coloque las hojas de olivo en una taza con agua hirviendo, dejándolas reposar entre 5 a 10 minutos. Cuele y beba tibio 3 o 4 tazas a lo largo del día.
Además del té, también existe el extracto de hojas de olivo, el cual puede comprarse en las tiendas de productos naturales bajo la presentación en cápsulas, las cuales pueden ser consumidas en una dosis de 500mg, 2 veces al día después de las comidas.

Compartir

Comentarios