5 REMEDIOS FABULOSOS CON SABILA

Blog 3173 Visitas

La sábila (aloe vera), una planta muy útil
Las antiguas civilizaciones ya usaban esta planta: egipcios, griegos y romanos conocían las propiedades curativas del aloe vera. La variedad que más utilizamos es la del Aloe barbadensis miller, ya que hay múltiples variedades, unas 250, de esta.
Con el tiempo, su uso se fue expandiendo desde los climas desérticos en los que es originaria hasta cualquiera en el que pueda sobrevivir. Puede cultivarse en casa, necesitando para ello de un buen recipiente de barro, y gozar de temperaturas superiores a 10 grados y ambientes secos.
Conocida por sus hojas carnosas y gruesas de color verde y con espinas, el gel de sábila se puede extraer cortando una de sus hojas de forma transversal. Los diversos componentes químicos de esta planta, como la aloína, el mucílago o los fitosteroles, hacen de ella un cultivo muy interesante.

La penca de sábila se puede aprovechar de diversas maneras para mejorar el aspecto de la melena o bien, mantenerlo. Para obtener el cristal, debes:

  • Corta por la base una de las  hojas. Mejor si es de las que está más cerca de la tierra y por fuera de la planta. Escoge las que tengan mejor aspecto para ello.
  • Lávalo bien bajo el chorro de agua y quita con cuidado las espinas de los laterales.
  • Luego corta de forma transversal y con una cuchara retirar el gel del interior.
  • Este producto se puede colocar en un recipiente o frasco y guardar unos días (máximo 15) en el frigorífico.
    Otra opción para aprovechar los nutrientes de la penca de sábila es elaborar un zumo:
  • Para ello se emplea toda la hoja, a excepción de las espinas y de la savia amarilla.
  • El resto se pica en trozos pequeños y se pasa por el vaso de la licuadora junto con 1 litro de agua.
  • Su recomienda consumirlo recién hecho, aunque puedes conservarlo un par de días en el frigorífico.

Recetas caseras con penca de sábila
Por su composición y propiedades, la sábila es uno de los ingredientes más usados en la elaboración de varios productos de belleza. En casa, lo puedes aprovechar de las siguientes maneras.

  1. Limonada de sábila
    Para disfrutar de una bebida refrescante y fuera de lo común, puedes utilizar una penca de sábila para preparar la siguiente limonada.
    Ingredientes
  • 1 penca de sábila.
  • Zumo de limón (al gusto).
  • Agua (cantidad necesaria).
  • Opcional: miel. 
    Preparación
  • Toma la penca de sábila, ábrela y límpiala como te comentamos anteriormente.
  • Una vez tengas el gel listo para usar, colócalo en la licuadora junto con el agua.
  • Exprime el zumo de limón sobre el vaso de la licuadora.
  • Tapa y procesa durante 1 minuto para integrarlo todo.
  • Prueba y, si lo deseas, añade un toque de miel para endulzar un poco la limonada.
  • Sirve y consume
  1. Jugo de sábila
    Este jugo se puede preparar para mejorar el tránsito intestinal, complementar la hidratación diaria y también, refrescar el aliento.
    Nota: consulta con el médico antes de comenzar a tomar este remedio si tienes aftas. 
    Ingredientes
  • 1 penca de sábila.
  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • Opcional: miel.
    Preparación
  • Extrae el gel de aloe.
  • Coloca los dos ingredientes en la licuadora y procesa hasta homogeneizar.
  • Vierte en una jarra o recipiente de vidrio y refrigera.
  • Una vez esté frío, bebe con moderación.
  • Puedes añadir un toque de miel si lo deseas. 
  1. Sábila y aceite de coco
    Este es un remedio casero para devolverle el brillo y la sedosidad al cabello. Según creencias populares nutre el cuero cabelludo y contribuye con el fortalecimiento de las hebras.
    Ingredientes
  • 1 penca de sábila.
  • 3 cucharaditas de aceite de coco o de almendras (15 g).
    Preparación
  • Corta la hoja de sábila por la mitad y extrae el gel.
  • Mezcla con el aceite de tu elección.
  • Echa en el envase de tu champú habitual.
  • Lava como de costumbre.
  • No te olvides de hacer un último enjuague con agua fría para cerrar los folículos capilares y evitar el encrespamiento (frizz).
  1. Penca de sábila, miel y limón
    En caso de querer disfrutar de una bebida diferente, que nos ayude a mejorar el tránsito intestinal, podemos preparar la siguiente mezcla.
    Ingredientes
  • 1 penca de sábila.
  • El zumo de ½ limón.
  • 1 cucharada de miel (25 g).
  • Agua (cantidad necesaria).
    Preparación
  • Extrae el gel del aloe vera, lávalo muy bien con agua
  • Extrae el zumo del limón y reserva un momento.
  • Coloca una taza de agua a hervir en el microondas.
  • Agrégale la miel y remueve varias veces para que se disuelva en el agua.
  • Cuando el agua esté tibia, añade el zumo de limón y el aloe.
  • Remueve bien con la cuchara varias veces para integrarlo todo.
  • Bebe con moderación.
  1. Penca de sábila, huevo y miel
    Otro remedio casero para el cabello a base de aloe vera que deja el pelo brillante y sedoso. Ideal para prevenir las puntas abiertas y hacer que luzca mucho más hidratado y sano.
    Ingredientes
  • 1 penca de sábila (20 g).
  • 4 cucharaditas (25 g) de miel.
  • De 1 a 2 huevos (dependiendo del largo del cabello).
    Preparación
  • Corta la hoja de sábila de la planta y luego de forma horizontal.
  • Extrae el gel y colócalo en un recipiente.
  • Echa la miel y el huevo previamente batido hasta que forme una espuma.
  • Mezcla ligeramente hasta obtener una crema homogénea. Resérvalo.
  • Lava tu cabello como de costumbre.
  • Aplica esta mascarilla en el cuero cabelludo aplicando movimientos circulares.
  • Continúa por el cabello, desde la raíz hasta las puntas.
  • Deja actuar 30 minutos y luego enjuaga con agua fría.
  • Repite 3 veces por semana para obtener mejores resultados.

En lo que respecta al cuidado de la piel, debes tener siempre en cuenta las indicaciones de tu dermatólogo. En especial, si sufres de acné, dermatitis atópica, o tienes la piel muy sensible.
Las bebidas con aloe vera son una alternativa que puedes preparar fácilmente en casa, pero recuerda consumirlas siempre con moderación, ya que esta planta tiene efectos laxantes que pueden ocasionarte dolores, retortijones, diarrea y otras molestias.

Compartir

Comentarios